martes, noviembre 08, 2005

Crónicas de 'Wilma'

Dora Ptanick, querida amiga está terminando su carrera de medicina. Haciendo su internado en Ciudad del Cármen, pasó la experiencia del huracán 'Wilma' y esto es lo que me comentó:

"60 horas de estar encerrados por propia seguridad. pero gracias a Dios estuvimos protegidos y no nos falto comida ni resguardo
nos quedamos sin luz
y también sin agua
el segundo día del huracan de plano me bañe con agua de lluvia
de la que caia directamente del tubo
estuvo rica de hecho
y lo realmente dificil fue despues del huracán
salir a la calle
yo me imaginaba que solo iban a ser arboles y postes caidos
pero durante el huracan me di cuenta que venia con tanta fuerza y que duro tanto tiempo
habiamos escuchado ya que habia casas inundadas con un metro y veinte
temi que en las villas donde vivo hubiera sucedido eso
pero en fin
pense que ultimadamente solo serian cosas materiales
digo a comparacion de gente que literalmente perdio sus casas
lo triste fue salir a la calle y ver tantos arboles o caidos o pelones, ver postes y cables caidos
solo se quebro un vidrio en una de ellas
y se nos metio un poco de agua, pero casi nada, menos de medio cm
eso ya fue una bendicion
luego se organizo una brigada medica por parte del hospital
fuimos a una de las colonias mas afectadas
habia algunas calles inundadas todavia pero no mucho, hasta la banqueta que serian unos 10 cm
claro que eso fue dias despues
no se realmente como estuvo
habia marcas en las paredes como de medio metro
no me toco ver lugares de un metro veinte pero si se que sucedio
y ya cuando pude recuperar mi bicicleta que habia dejado en casa de una amiga, me di un rol por el malecon
y bueno creo que caminando fui primero
y si quedo destruido en una parte
y de los muelles solo uno funcionaba
que es en el que llegan los barcos que salen cada hora para Playa del Carmen
de hecho ese transporte se reactivo bastante rapido
eso era lo mas importante para que nos llegara comida
sobretodo comida
porque los supers estaban casi saqueados
el dia antes del huracan que fui a comprar provisiones
toda la gente comprando asi lo mas basico
y a sabiendas que nos quedariamos sin luz
pues no perecederos no?
para colmo, justo una semana antes, habia chocado un barco con el muelle del ferry el ferry es el que da abasto a los supers, aca hay tres principalmente aparte del mercado del pueblo.
chedraui, super mas que es de cadena gigante, y otro que es el san Francisco. el caso es que al haber chocado una semana antes
pues literalmente ya no habia vegetales
entonces pues esa era la vista panoramica de las isla:
muelle destruido, postes y arboles tirados, inundaciones aunque no peligrosas
y la mayoria de los hoteles sobre todo los de la costera se inundaron
asi que van a pasar varios meses.
lo bueno es que lo cubre el seguro
lo que mas me impresiono de esta experiencia es que a pesar de lo devastador de la imagen que te describo despues del huracan
la gente al dia siguiente ya estaba limpiando sus calles
sin esperara a que llegue el ejercito o ayuda del gobierno
obvio que es necesaria, pero la gente tiene esa cultura aca
y eso quiza para mi es la leccion mas importante
la luz empezo a conectarse como a los dos dias
todavia no se completa el dia de hoy
pero bueno las calles principales
poco a poco la isla empezó a tener vida de nuevo
y eso me ha hecho sentir menos triste por decir asi
un ambiente de compañerismo y solidaridad
y en cierta forma es un sacrificio el estar sin luz y sin agua
gracias a Dios en el hospital habia planta de luz
y hubo agua
hemos comido mucho atún
estoy escribiendo un poco sobre mi experiencia
Atún, atún, bendito atún!!
y pues ahi vamos poco a poco retornando a la normalidad
obvio que el turismo va a tardar
supuestamente llega un crucero el 14
ya sabes cuestiones de politica
que sinceramente no se porque la prisa
se espera que para diciembre se reponga un poco todo
creo que esta experiencia me ha hecho crecer mas de lo que creo”


Ahí se ven!!!!