viernes, septiembre 30, 2005

240 aniversario del
Natalicio de Don José María Morelos y Pavón
Muchos son lo que olvidan a este gran hombre que fue llamado generalísimo, pero que prefirió llamarse humildemente,'Siervo de la Nación'.
Morelos compartía con Hidalgo la idea de independencia del yugo español, pero la petulancia y la prepotencia no lo alcanzaron, comolo hicieran con el propio Hidalgo. En la historia oficial nos muestran a un Hidalgo libertador, 'El padre de la Patria', pero no nos enseñan el que haya ordenado al sicario Marroquín la muerte de españoles indefensos, en Guadalajara. O su vida de rey y el de autoproclamarse alteza serenísima.
Morelos no fue así. El genio de Morelos se muestra en la Villa de Cuautla, entre mediados de febrero y los primeros días de marzo de l812. Con cuatro mil hombres. Ahí lo atacó y le puso sitio la más poderosa división que jamás pudo reunir el gobierno de México, mandado por la mejor espada del virreinato, el Brigadier Calleja. Morelos contando apenas con una veintena de hombres, reunió más de 3 000 con los cuales en 1812 sostuvo el sitio de las tropas realistas en Cuautla; durante dos meses fueron reducidos por el hambre por los sitiadores; que les rindieron honores de guerra y les prometieron amnistía y víveres, que Morelos rechazó, rompiendo el sitio y saliendo de la plaza con la bandera desplegada y la guarnición intacta.
En cuanto a heroísmo y decisión de no dejarse vencer, los sitiados de Cuautla emularon la hazaña de Zaragoza, Ministro de Guerra de Juárez, que deja el cargo para hacerle frente a la Invasión Francesa, derrotando en Puebla a los invasores el 5 de mayo de 1862. Valiente estratega, tan así que el propio Napoleón dijo: 'SI tuviera dos Morelos, conquistaría al mundo'.
Morelos instituyó el primer Congreso de nuestro país. En su documento 'Sentimeintos de la Nación' pedía que “ La América es libre e independiente de España y de toda otra nación, gobierno o monarquía y que se reconoce la religión católica como el único culto, con exclusión de otro cualquiera.”
Morelos, Siervo de la Nación.

martes, septiembre 20, 2005

PLACIDO DOMINGO Y EL TERREMOTO DE 1985

En esos días, estando el Sr. Domingo en Chicago en su debut en Otello de Verdi, la Ciudad de México, es herida por un sismo de mas de 8 grados; cuando desea saber el paradero de sus familiares y no recibe respuesta, cancela las siguientes representaciones y se traslada a una ciudad, que me imagino vio como si hubiera sido destruida por varias bombas atómicas.
"Desgraciadamente me vi afectado en lo personal" –comenta-
"Al verme afectado en lo personal y viendo en carne propia que mi familia sufría la tremenda tragedia de perder familiares, me di cuenta también que otras familias no sólo perdían familiares, sino que no podían seguir adelante sino fuera por la ayuda de los demás".
Y es que en el edificio Nuevo León de la unidad habitacional, el gran tenor español perdió a varios familiares, y él personalmente estuvo en las labores de rescate, y con sus propias manos ayudó a la remoción de escombros, para tratar de rescatar a los suyos y a las personas que vivían ahí.
Es la muestra de una persona que, aún siendo uno de los mejores tenores de la segunda mitad del siglo XX, no deja de ser humano y magnánimo y humilde.
EL demostró a los petulantes e impotentes personajes de la política de ese tiempo que es grande . Sé que esos días hubo muchos héroes anónimos, que no les importó arriesgar la vida, pero Don Plácido es un ejemplo de tantos que sufrieron la hecatombe y supieron actuar a tiempo.
Además, Plácido Domingo ha aportado millones de dolares para la construcción de viviendas, una de ellas lleva el nombre de su sobrino, 'Agustín García Embil'.
Es admirable su aportación altruista y su talento!!!