martes, abril 05, 2005

CUANDO UN AMIGO SE VA...

El legado que deja el Papa Juan Pablo II es inmenso; es un adiós a un príncipe de la Paz y de la Tolerancia. Es casi inconcebible que uno que creció con ese papado se haga a la idea que será otro que lo supla. Pero la vida sigue y hay que aprender de su ejemplo y sus enseñanzas...
Me preguntan sobre la voz de este pastor....simplemente maravilla, aunque nunca estudió formalmente, su voz era algo especial: una voz abaritonada, que me recuerda mucho a la de mi padre, una voz sencilla y que por eso mismo es grande.
Adiós al Papa bueno II (porque el primero fue Juan XXIII)

"Me voy pero no me ausento...me voy pero no me voy , de corazón me quedo.