viernes, diciembre 24, 2004

Santa Claus y la Física Cuántica

Encontré este artículo interesante:

¿Existe Santa Claus? Bien, pues aquí tenéis una explicación que creo que convencerá a los pequeños. Teniendo en cuenta que los niños de ahora no se conforman con cualquier cosa, por fin se puede dar una respuesta científica, o bien mentir como siempre, pero sabiéndo qué es lo que ocultamos. He aquí el resultado del reciente estudio científico:

Física tradicional
1. Ninguna especie conocida de reno puede volar. No obstante, existen 300.000 especies de organismos vivos pendientes de clasificación y, si bien la mayoría de ellas son insectos y gérmenes, no es posible descartar completamente la posible existencia entre ellas del reno volador que sólo Santa Claus conoce.


2. Hay unos 2.000 millones de niños (considerando únicamente a las personas con menos de 18 años) en el mundo. Pero dado que Santa Claus no parece que se ocupe de los niños musulmanes, hindúes, judíos y budistas, la cifra se reduce a un 15% del total (unos 378 millones, según las estadísticas mundiales de población). Según estas estadísticas, se puede calcular una media de 3,5 niños por hogar, por lo que estamos hablando de unos 91,8 millones de hogares (suponiendo que en cada uno de ellos, haya al menos un niño que se haya portado bien).


3. Santa Claus dispone de 31 horas en Nochebuena para realizar su trabajo, gracias a los diferentes husos horarios y a la rotación de la Tierra (se supone que viaja de este a oeste, lo cual parece lógico). Esto supone 822,6 visitas por segundo. En otras palabras, en cada hogar cristiano con niño bueno, Santa Claus tiene 1 milésima de segundo para aparcar, salir del trineo, bajar por la chimenea, llenar los calcetines, repartir los demás regalos bajo el árbol, comerse lo que le hayan dejado, trepar otra vez por la chimenea, subir al trineo y marchar hacia la siguiente casa.

Suponiendo que cada una de estas 91,8 millones de paradas esté distribuida uniformemente sobre la superficie de la Tierra (lo cual es falso, pero puede valer como aproximación para los cálculos), hay 1,2 km entre casa y casa. Esto da un recorrido total de 110 millones de km, sin contar lo necesario para las paradas y hacer lo que cada uno de nosotros haría al menos una vez en 31 horas. Se deduce de ello que el trineo de Santa Claus se mueve a unos 1.000 km/s, 3.000 veces la velocidad del sonido. Como comparación, el vehículo fabricado por el hombre que mayor velocidad alcanza, la sonda espacial Ulises, se mueve a unos míseros 43 km/s. Un reno convencional puede correr a una velocidad punta de unos 24 km/h.

4. La carga del trineo añade otro elemento interesante al estudio. Suponiendo que a cada niño sólo se lleve un REGALO de tamaño mediano (0,9 kg), el trineo transporta unas 321.300 toneladas, sin contar a Santa Claus, a quien siempre se le describe como bastante rellenito. En la tierra, un reno convencional no es capaz de transportar más allá de 150 kg.

5. 5.353.000 toneladas viajando a 1.000 km/s crean una resistencia aerodinámica enorme, que provocará un calentamiento de los renos similar al que sufre una nave espacial en su reentrada a la atmósfera terrestre. La pareja de renos que vaya a la cabeza absorberá 1 trillón de julios de energía por segundo, cada uno. En pocas palabras, se incendiarán y consumirán casi al instante, quedando expuesta la pareja de renos posterior. También se originarán unas ondas sonoras ensordecedoras en este proceso. EI tiro de renos al completo se vaporizará en 4,26 milésimas de segundo. Santa Claus, mientras tanto, sufrirá unas fuerzas centrífugas 17.500,06 veces superiores a las de la gravedad. Santa Claus pesará 120 kg (lo cual es incluso demasiado delgado), sería aplastado contra la parte posterior del trineo con una fuerza de más de 2 millones de kg.
Por consiguiente, si Santa Claus existió alguna vez y llevó los regalos a los niños en Navidad, ahora está muerto.

FÍSICA CUÁNTICA

Si respondemos lo anterior a un niño cuando nos pregunte por la existencia de Santa Claus (o bien lo deduce por sí mismo), el niño puede llevarse una desilusión tremenda. Por suerte, hay una contraexplicación que puede sernos útil en este caso: el análisis anterior, basado en leyes de la Física clásica, presenta un fallo importante, puesto que no considera los fenómenos cuánticos, que son bastante significativos en este caso particular. Como se ha indicado, se conoce con extrema precisión la velocidad terminal del reno a través del aire seco de diciembre sobre el hemisferio norte (por ejemplo). Así mismo, se conoce con tremenda precisión la masa de Santa Claus y su trineo (puesto que se conoce el número de niños, regalos y renos justo antes del vuelo). En cuanto a la dirección y sentido del vuelo, ésta es esencialmente de este a oeste. Todo lo anterior significa que se puede determinar con excelente precisión del vector del momento cinético de Santa Claus y su cargamento.

Basta con aplicar el principio de incertidumbre de Heisenberg para saber que la posición de Santa Claus, en cualquier momento de Nochebuena, es extremadamente imprecisa. En otras palabras, está «difuminado» sobre la superficie de la Tierra, de forma análoga a una cierta distancia del núcleo del átomo. Por tanto, literalmente puede encontrarse en todas partes en un momento dado.

Por último, las velocidades relativistas a las que los renos pueden llegar durante breves lapsos de tiempo hacen posible que, en ciertos casos, llegar a algunos lugares un poco antes de salir del Polo Norte. Santa Claus, en otras palabras, asume durante breves períodos de tiempo las características de tachión. Estamos de acuerdo en que la existencia de los tachiones aún no está probada y es hipotética, pero lo mismo ocurre con los agujeros negros, y ya nadie duda de su existencia. Por consiguiente, es perfectamente posible que Santa Claus exista y reparta todos los regalos en Nochebuena.
Así que por si acaso, hay que portarse bien.
Feliz navidad!!

Fuente: A mi me gusta la ciencia



lunes, diciembre 20, 2004

Renata Tebaldi: gran soprano de ayer, hoy y siempre

Considerada como na de las mas grandes sopranos del S. XX Renata tebaldi cantó en los mas importantes teatros de Opera del mundo. He aqui una de sus breves biografías:

Nacida en la ciudad italiana de Pesaro, en 1922, Renata Tebaldi se llegó a ser reconocida como una de las más brillantes y talentosas sopranos en el mundo contemporáneo de la ópera.
La chispa de su vocación empezó a manifestarse desde muy corta edad y a los ocho años inició sus estudios musicales con el aprendizaje del piano.
Fue tal su buen desempeño y aptitud hacia el arte, que en 1939, cuando contaba con 17 años de edad ingresó merecidamente al Conservatorio Arrigo Boito de Parma.
Muy pronto en su incipiente carrera se reveló como una prometedora exponente del canto lírico de la época de la postguerra.
Tenía 22 años en 1944, cuando debutó el la ciudad italiana de Rovigo.
Aunque gozó de la inmediata aceptación del público gracias a la claridad de su voz e innegable talento, en 1945, un año después de su debut, tuvo un éxito clamoroso en la interpretación de Desdémona en la obra "Otelo", de Verdi. El papel quedó asociado a su nombre desde ese momento.
Arturo Toscanini, el afamado director italiano de orquesta, quedó tan gratamente impresionado con Renata Tebaldi, que la llevó a La Scala de Milán.
Más tarde, junto con su compañero Cesare Siepi, realizó giras y presentaciones por toda Italia. La aplaudió el público de San Carlo de Nápoles, de la Opera de Roma, de Bolonia, de Turín, Parma, Catania y Florencia.
Sin embargo, lo mejor de su carrera apenas iniciaba. Renata Tebaldi se presentó en 1950 bajo la dirección de Victore de Sabata, y triunfó en el Coven Garden Londinense con las obras de Verdi "Otelo" y "Misa de Réquiem".
La prensa la consideró como la verdadera contrincante de la diva María Callas.
Una vez ganado el éxito y la aceptación de Italia y Europa, América fue su siguiente objetivo. Ese mismo año, se presentó por primera vez en San Francisco con Mario de Mónaco, en la representación de la ópera Aída.
Desde entonces, no ha dejado de realizar importantes interpretaciones por Europa, Sudamérica y Estados Unidos. Se convirtió en una de las cantantes de ópera más solicitadas en el mundo que ha participado en la Compañía de Opera Metropolitana y la Compañía de Opera Lírica.
Su talento, su voz y temperamento maravillaron al mundo.
Descanse en Paz Renata Tebaldi.