jueves, noviembre 04, 2004

Parrandero de parranda, larga la parranda...
Eran las 8: 00 p.m. del martes 2 cuando recibí una llamada de un amigo-alumno de canto, en la que me invitaba a irnos a los antros donde uno puede cantar con pistas, karaokes, para ser exacto. El buen Mike pasó por mí media hora mas tarde, y llegamos a uno de estos lugares, que se encuentra en la zona del Río. Cantamos varias veces y como dice la canción "Se fueron consumiendo las botellas..." y pasamos un buen rato agradable. Por fin he vuelto a divertirme y a disfrutar tanto el canto, que , a pesar que me dedico a enseñar música y canto, lo he visto desde otra perspectiva: mas divertido, mas relajado, no con lo estricto que exige el canto operístico. de ahí nos fuimos a un restaurant-bar ( Ochoa's) y volvimos a la carga con acompañamiento de guitarra por parte de Javier Rivera, un artista que trabaja ahí, y "seguían consumiéndose las botellas..."; hasta que a las 3 de la mañana llegué a mi casa... Hace mucho que no salía a esos lugares...me hacía falta....