martes, noviembre 18, 2003

Opera en Futurama
Fry tocando el "Holófono"/Futurama

La serie de dibujos animados "Futurama" presenta opera; me gustó mucho el ingenio con que imaginan Matt Groening, Dan Castallaneta y su equipo y ven el futuro de la Opera dentro de casi 1000 años. En esta ocasión presentaron " The Devil's Hands are Idle Playthings"; una posible traducción sería: 'las manos del diablo son cosas ociosas del juego".
El episodio fue estupendo, de principio a fin. Se pudo apreciar una buena conjugación de las situaciones que se proponían a lo largo del capítulo: el inalcanzable deseo de Fry de conquistar a Leela, y ella contando su delirio por los músicos, originan que el robot Bender lleve a Fry al infierno de robots, y logran, en un juego de ruleta, un trato con Diablo Robot, que consistía en intercambiar las torpes manos de Fry con las habilidosas de Diablo Robot.

Fry empieza a hacer hazañas con sus manos (como desbaratar y armar a Bender en segundos), pero la que sin duda cautiva a Leela, es su novedosa habilidad para tocar el Holófono (creo que así se llama). Entonces aparece el robot Hedonista que propone a Fry escribir una ópera, y Phillip Bender no desaprovecha esta oportunidad para escribir: “Leela, orphan of the stars”. Mientras tanto, Diablo Robot que suplica insistentemente a Fry que le devuelva sus manos, llega a un acuerdo con Bender, e intercambia el trasero de éste por un claxon en su nariz. Bender, al querer jugarle una broma a Leela, la deja completamente sorda, por lo que no podría escuchar la ópera de Fry. Esa noche, Fry inspirado, empieza a relatar en la obra la vida de Leela. Durante el receso, Diablo Robot hace firmar un contrato a Leela, en que la mutante le daría su mano izquierda a cambio de oídos nuevos (los de Cálculon). La segunda parte de la obra se ve interrumpida por Robot Devil, que muestra el contrato donde Leela se compromete a darle la mano, pero en matrimonio. Para impedir esto, Phillip J. Fry decide resignado, devolverle las manos a Diablo Robot, con lo que se vuelve de nuevo incapaz para tocar cualquier instrumento musical. La ópera termina en un fiasco.
La escena que vendría a ser el final de la Serie, es cuando Fry queda en el escenario, y todo el público se marcha, a excepción de Leela, que le dice a Fry: "Quiero que me enseñes como termina". Fry dibuja torpemente, a Leela y él acercándose, dándose un beso y caminando, de la mano, hacia el horizonte. y ahi termina

Fue interesante la parte de la ópera, y como se describían con melodías todos los actos, además de la aparición de casi todos los personajes de la Serie, desde Zapp Brannigan, hasta Richard Nixon. El sarcasmo y humor estúpido estuvo presente en todo momento (inclusive con toques simpsonianos).
Lo negativo es que la parte cantada estuvo en inglés, talvez debido al presuroso doblaje. Lo rescatable de ésto último es oir la voz de Dan Castellaneta interpretando a Diablo Robot.